dimensiones-espiritu

“LA PRUEBA DE LA ETERNIDAD DE DIOS ES LA VIDA ETERNA DEL ESPÍRITU DEL HOMBRE Y DE SU ALMA.” Shetun Shenar, Ángel de Luz el 09-02-16

http://unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2016/7186-el-amor-que-mueve-los-mundos-y-las-estrellas.html

LOS SERES DE LUZ 24-07-15: “SOLO EN LA GALAXIA A LA QUE VOSOTROS LLAMÁIS VIA LÁCTEA EXISTEN CIENTOS DE MILES DE MILLONES DE PLANETAS COMO EL VUESTRO QUE ALBERGAN LA VIDA EN SUS 4 DIMENSIONES (MINERAL-VEGETAL-ANIMAL-HUMANA) QUE COMPONEN EL CUATERNARIO INFERIOR DE LAS SIETE DIMENSIONES (TRIADA SUPERIOR SOLAR: PLANETARIA, UNIVERSAL Y CÓSMICA) LAS CUALES SON LA EXPRESIÓN DE LA CREACIÓN GENERADA POR EL ÁTOMO DE HIDRÓGENO PERSONIFICADO POR EL ESPÍRITU OMNICREANTE.

CUANDO LOGRÉIS COMPRENDER ESTA GRAN VERDAD, ENTONCES Y SOLO ENTONCES, PASARÉIS A FORMAR PARTE DE LA GRAN CONFEDERACIÓN INTERESTELAR DE LA GRAN FAMILIA CÓSMICA…”

http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2015/6796–inunca-habeis-estado-solos.html

Invito a leer las revelaciones dadas por el cielo a través del estigmatizado Giorgio Bongiovanni, sobre las DIMENSIONES DEL ESPIRITU:

LAS 7 DIMENSIONES DEL ESPIRITU –


Los 7 cielos – Las 7 Dimensiones – Escalera de la Evolución – Proceso de Reencarnaciones…

LAS MANIFESTACIONES DEL ESPÍRITU COLECTIVO E INDIVIDUAL:

1.-VIDA MINERAL (COLECTIVO)

2.-VIDA VEGETAL (COLECTIVO)

3.-VIDA ANIMAL (INDIVIDUAL) EXPRESIÓN VISUAL CON DOS OJOS (ESPEJO DEL ESPÍRITU Y DEL ALMA)

4.-VIDA PLANETARIA (INDIVIDUAL) ENCARNACIÓN HUMANA DE LUZ (HOMO SAPIENS)

5.-VIDA UNIVERSAL (INDIVIDUAL) SER ASTRAL NO HUMANO, SINO QUE DIVINO SOLAR (ÁNGELES)

6.-VIDA CÓSMICA (INDIVIDUAL) SER CRÍSTICO. EL SOL (LAS ESTRELLAS) ARCÁNGELES (Ha sido dicho: Yo y el Padre somos uno)

7.-ESPÍRITU SANTO QUE COMPENETRA AL PADRE (INDIVIDUAL) EL SOL. CADA SOL DEL UNIVERSO ES UN PADRE. EL ESPÍRITU SANTO ES UNO SOLO. LOS PADRES DE LOS SISTEMAS SOLARES Y DE LAS GALAXIAS SON INFINITOS. TODOS SON HERMANOS Y HERMANAS. DESDE EL PADRE ADONAY, HOMBRE-DIOS, HASTA LA LUCIÉRNAGA NOCTURNA, PEQUEÑA Y MÍNIMA EXPRESIÓN DE VIDA, PORQUE AMBOS TIENEN LOS OJOS DEL ESPÍRITU QUE LOS CONVIERTE EN HERMANOS EN EL AMOR DEL ESPÍRITU SANTO.

¡PAZ!

¡UN DIOS SOLAR! En un mensaje a través de G.B. Estigmatizado 09-08-2013

http://unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2013/5079-yo-soy.html

“Las dimensiones son siete: mineral, vegetal, animal, humana, planetaria, Universal-Crística, Cósmica. De estas siete dimensiones tres son reinos inferiores: mineral, vegetal, animal. El hombre es el resultado de los tres reinos inferiores. En nuestra humanidad el hombre se encuentra al final de la tercera dimensión, casi al punto de pasar a la cuarta (los elegidos).

El Hombre, es decir, el Hombre verdadero que llega a ser un ser angélico, pertenece a la cuarta dimensión. Los hermanos del Cosmos que nos visitan con sus astronaves son Seres de cuarta dimensión, los Ángeles.

El Maestro Jesucristo y Su Madre Miriam están en el vértice de la quinta dimensión, debajo de ellos, siempre en la quinta dimensión, están los Arcángeles Solares, Asthar Sheran (uno de los 7) que es el Arcángel Miguel y todos los demás

El Cristo Cósmico pertenece a la sexta dimensión.

El Padre Adonay, Monarca de nuestro sistema solar, pertenece a la séptima dimensión.

Por encima de las siete dimensiones está el Espíritu Santo, la Inteligencia Omnicreante”. Giorgio Bongiovanni, estigmatizado

http://www.unpuntoenelinfinito.com/crfonache-sonia-alea-2008/493-la-grazia-di-partecipare-a-questa-grande-evoluzione-e-rivoluzione.html

¿Cuándo se habla de las siete dimensiones, Adonay se encuentra en la séptima, hay teorías que hablan de once dimensiones, como se posicionan las otras cuatro en base a lo que nosotros conocemos?

Giorgio Bongiovanni:

“Las dimensiones son siete, no son once o veinte, al menos así me han explicado los extraterrestres. La séptima dimensión es el punto máximo de la evolución para un ser humano, con espíritu individual, que inicia su experiencia desde la primera dimensión, la mineral, para seguir después con la segunda vegetal y la tercera animal. Dentro de éstas tenemos las dimensiones intermedias. Entre la tercera y la cuarta dimensión hay una dimensión intermedia que es la humana. Sucesivamente está la cuarta dimensión de la que forma parte el ser humano realizado, es decir los Extraterrestres. La quinta es una dimensión espiritual, se pierde el cuerpo material manteniendo el cuerpo de luz, es una dimensión planetaria, el sistema solar. La sexta dimensión es una dimensión universal, la galaxia. La séptima dimensión es cósmica, el cosmos. Cuando un ser llega a la séptima dimensión se convierte en un Dios. De aquí inicia una evolución que ya no se mide con el tiempo, o con cifras, es infinita. En la séptima dimensión el espíritu es completamente puro. El hombre-Dios evoluciona continuamente, porque ya tiene dentro algo que nunca ha sido creado: la Causa de la Creación que es el Espíritu Santo. El Espíritu Santo es. No tiene que evolucionar, todo lo que Él ha creado se desarrolla, incluso Dios mismo. Ésta es la explicación. Todos los dioses viven en los Soles que están en los sistemas solares y son Seres de la séptima dimensión, que tienen un reino. En el universo hay varios reinos, dónde hay otros tantos reyes, y todos se respetan y se aman. El Rey de reyes es el Espíritu Santo y Su manifestación directa aquí es el Padre Adonay, Cristo. En otros lugares es siempre Cristo. Entonces, ¿cuántos miles de millones de Soles hay en el universo junto a sus sistemas solares? Son todos reyes, por lo tanto ¿cuántos planetas hay, cuánto es de grande esta Confederación? Inmensa.”

P: ¿Nuestros hermanos de la cuarta dimensión envejecen?

G: Mil doscientos años de nuestro tiempo equivalen a ochenta de sus años. A la edad de ochocientos o novecientos años tienen mi semblante actual; no se vuelven decrépitos, dejan su cuerpo conscientemente. Cuando sus células envejecen, ocurre una especie de purificación y se desdoblan, para después reencarnarse. Algunos yacen en una especie de cuna, se dejan morir y cuando llega la muerte, todos pueden ver como el astral se eleva, no hay nada oculto. No existe el olvido, o el funeral, cuando muere alguien hacen una fiesta donde todos cantan, bailan y son felices. El cuerpo es sublimado o, si es necesario, invernado; o lo llevan a la selva donde la naturaleza proveerá a descomponerlo, para ser absorvido después por la Madre Tierra. La invernación probablemente se hace si el cuerpo está destinado a una eventual reutilización como robot biológico, o a una futura compenetración, pero no sé decirlo con certeza, porque sobre este tema no he pedido nunca informaciones. Pero he intuido que el robot se reutiliza sin espíritu, se reactivan las células cerebrales y son ellos mismos los que lo manejan porque, siendo seres cristificados, son patrones de la vida y de la muerte.

Todo ello ocurre con el permiso de los Maestros Cósmicos de la quinta dimensión, con los cuales ellos se relacionan. Con el Nuevo Reino, nosotros seremos dotados de una ciencia fantacientífica, pero actuaremos siempre bajo las directivas y la coordinación de los hermanos de la cuarta dimensión, que a su vez dependen de las disposiciones de los Maestros Cósmicos, o Genios Solares, que imparten sus prerrogativas. Estos Seres pueden clonar cualquier ser animado.

P: ¿La salida del cuerpo es también una necesidad del espíritu?

G: Absolutamente si.

P: ¿Si fuera necesario ¿podrían mantener el cuerpo en perfecta salud para siempre?

G: No, no lo pueden hacer porque la Ley del Universo en la materia requiere un principio, un fin y una transformación. Un principio sin un fin es contra la Ley de Dios. Materialmente podrían hacerlo, pero sería una desobediencia a la Ley.

P: ¿Es necesario para nuestra evolución?

G: Si, ciertamente. Tienen la posibilidad de hacerlo, pero no les es dada la facultad. La clonación está permitida, pero debe existir un principio en la materia, un fin y una transformación. Nuestro Sol, que es el cuerpo físico del Padre y del Hijo (Cristo) tiene una vida de diez mil millones de años. Está claro que Él, que todo lo puede, nada excluído, podría duplicarla, pero no lo hace porque el Universo tiene un curso. Él mismo ha creado esta Ley por respeto de la evolución, si bien hay excepciones. Además, desde el momento en el que eres consciente de todo, del desdoblamiento y del renacimiento, la pérdida del cuerpo es algo sin importancia.

P: ¿El mundo espiritual se divide en dimensiones?

G: El Universo tiene dimensiones físicas y espirituales que a su vez se dividen en varias dimensiones. Hay seres menos evolucionados que viven en la tercera dimensión, llamémoslo Purgatorio, los evolucionados que viven en la cuarta, los superevolucionados en la quinta y los Seres crísticos se encuentran en la sexta. Los Arcángeles no residen en la dimensión de los Ángeles y viceversa; viven en una esfera superior y pueden descender a todas las dimensiones, no sucede lo contrario nunca. Yo no puedo ir a la dimensión de Cristo, a menos que no me lleve Él. Jesús puede venir a la mía como y cuando quiera, sin tener que ser llevado por nadie. Cuando moriremos iremos a nuestra dimensión, donde será posible reunirnos con nuestros seres queridos que moran en el mundo espiritual de la tercera dimensión, a menos que Jesús no les haya mandado ya a una superior. Muchos me preguntan si volverán a ver a sus hijos o padres, pero no puedo saber si un familiar ha sido acogido en el mundo angelical; depende de la evolución que cada uno ha adquirido.

P: ¿Los Seres de Luz no cambian su cuerpo a partir de la sexta y séptima dimensión?

G: Los seres de luz pertenecen a la quinta dimensión. Su cuerpo de luz no cambia, se regenera, porque son inmortales. El cuerpo que es energía y espíritu viven eternamente en aquella dimensión y pueden descender a la nuestra para ayudarnos.

P: ¿En la quinta dimensión no existe el mundo pneumático?

G: Ese es el mundo pneumático, pero nosotros no lo vemos: sigue siendo físico, aunque ya sea sublimado y tenga una parte de energía que podemos llamar astral. El mundo puro, perfecto es el de Cristo de la sexta dimensión: se trata de Espíritu puro, Inteligencia pura, capaz de tomar cualquier forma o substancia.

P: ¿La diferencia entre sexta y séptima reside en el factor de experiencia evolutiva adquirida?

G: Depende de la pureza o de la manifestación, hay poca diferencia, por esta razón Jesús decía: “Yo y el Padre mío somos la misma cosa”. Nadie, menos Cristo, puede ver a las Inteligencias que viven en el nucleo central del Sol, donde vive junto a todos los Arcángeles. La séptima dimensión es la del Padre.

P: ¿El Padre coordina a otros Tronos o está solo?

G: No, está solo.

P: ¿Es decir que existe sólo un Ser de séptima dimensión?

G: En nuestro Sistema solar, sí. Cristo en cambio coordina miles de millones de seres crísticos. Los siete arcángeles son Sus alfiles. Los arcángeles son los millones de Seres de Luz que viven en el Sol.

P: ¿Existe sólo un Ser (Trono) de séptima dimensión? ¿Y cuántos Soles?

G: En nuestro sistema solar existe sólo un trono, pero en el cosmos existen cientos de miles de millones de Soles, o sea, cientos de miles de millones de tronos. En la sexta dimensión hay muchos seres, pero uno sólo en la séptima, y está en contacto con todos los demás Soles, que son iguales entre ellos, pero con funciones diferentes. El Sol central de la Galaxia (que se llama también Sol Manásico o Trono) coordina a todos. Los Seres de la Confederación, que pertenecen a la cuarta dimensión, se arrodillan frente a Cristo, porque Él se ha manifestado aquí, es el Comandante de toda la Confederación. Los seres están todos conectados entre ellos, cada uno tiene su territorio.

P: ¿Los seres de la quinta dimensión pertenecen a dimensiones divinas? ¿Se puede hablar todavía de Confederación?

G: Si, pertenecen a una Confederación de Arcángeles.

P: ¿La confederación interestelar que se comunica con nosotros es de la cuarta dimensión?

G: Los hermanos son millones y millones, y cada uno de ellos tiene un Dios. Dado que todos los Dioses poseen el Espíritu Santo, no hay diferencia. Si Jesús Cristo se aparece en un planeta de la Constelación de Sirio o de las Pléyades, los seres que viven en él ven en Su plexo solar al Espíritu Santo, por lo que no dirán: “Nosotros ya tenemos a nuestro Dios. Éste no es tu territorio, regresa a tu lugar de procedencia”. El que posee el Espíritu Santo tiene derecho de ser reconocido en cualquir mundo que Él visite; lo cual sucede siempre con el permiso de la Confederación de los Arcángeles.

P: ¿La Confederación interestelar está gobernada por la Confederación de Arcángeles, que a su vez está gobernada por la Confederación Crística?

G: Absolutamente si. La Confederación de Arcángeles está gobernada por los Tronos. Todos los Automedontes establecen la “Cumbre” de la evolución del Universo. De hecho Adonay, nuestro Dios, y es justo que así sea, habla en primera persona, pero es portavoz de una directiva que proviene de los demás Tronos, incluso Él mismo.

P: Cristo, que compenetró a Jesús, ¿es el Jefe de la Confederación de la cuarta y de la quinta dimensión?

G: Si, también de la sexta. Por encima están los demás Adonay, pero es suficiente que reconozcáis a uno, de lo contrario no sé si podríais comprenderme. Vosotros lógicamente distinguís a los hombres los unos de los otros, porque nosotros aquí somos únicos y distintos. Allí arriba en cambio, en la séptima dimensión, hay seres únicos, pero no desiguales. Ésta es la diversidad. Son todos iguales, como si fueran gemelos o incluso clones, sin embargo tienen personalidades diferentes. Son Entidades distintas, que no dicen “Nosotros Somos”, sino: “Yo Soy un Dios, tú eres otro Dios, y él es otro Dios”. Si el Sol de Maya, mi estrella, descendiese y se encarnara en Jesús de Nazaret ¿los hombres trogloditas como harían para establecer la diferencia? Y si a ellos les dijera: “Yo soy vuestro Dios, escuchadme”, el Padre Adonay no se ofendería, porque existe una coordinación perfecta en sus decisiones en relación con la evolución del cosmos: existe la perfección, no la democracia. Ellos establecen todo, después lo transmiten a los Genios Solares, los cuales lo comunican a la Confederación, y esta última va a ayudar a los pueblos en dificultad.

A veces, los Genios Solares sobrepasan a la Confederación y van directamente ellos, indican el instrumento personificado, como ocurrió con Jesús de Nararet, y la Confederación Le obedecerá. De todas formas, la encarnación crística no es algo usual.

P: ¿Es un evento excepcional?

G: Si, de hecho la Confederación tiene nauseas por nuestro comportamiento. En la normalidad los Soles establecen la coordinación, los Seres de Luz lo transmiten a los Extraterrestres, los cuales descienden, contactan a las poblaciones y dan su mensaje. Nosotros en cambio, como otros millones de planetas, hemos vivido un evento extraordinario: la encarnación de la Divinidad, que está admitida en la evolución. Pero prestad atención a no confundiros: la encarnación de Cristo es divina, mientras la de Krishna, Buddha, Mahoma, ecc. son todos Mensajeros de Dios, llamémosles Seres Crísticos (de luz), que descendieron de la quinta dimensión, según al proyecto de los Maestros Cósmicos.

Cuando el Sol se hace carne y sangre, el proyecto fue invertido y toda la Confederación se pone a disposición del Hombre-Dios (Jesús es Jesús-Dios). Si Él dice: “Yo elijo la Crucifixión, Me dejo masacrar”, el pánico se apodera de toda la Confederación, pero obedecerá al programa de los Dioses, porque nosotros estamos sometidos a la Ley de Causa y Efecto. Todos deberán someterse a dicha eleción; hay que obedecer a cualquier cosa, no hay otra posibilidad. Los Soles, los Genios Solares, los Arcángeles y los Seres solares hacen viajes interestelares y se visitan entre ellos; también nuestro Sol visita a miles de millones de otros Soles. Hay una comunicación continua, que no lo percibimos porque vivimos en la tercera dimensión. Nosotros los hombres, comparados con estos Seres Universales, somos como las amebas, organismos unicelulares en quienes nunca pensamos, aunque existan y tengan una vida y una organización y comuniquen con otras amebas, ni más ni menos. Tendríamos que ser un poco más humildes…

P: ¿Los Maestros como Krishna pertenecen a la quinta o a la sexta dimensión?

G: Lo siento por todas las religiones, pero Jesús Cristo es la deidad más elevada que se haya reencarnado en la Tierra. Krishna es la encarnación de un Ser de luz de la quinta dimensión, Cristo es el único que pertenece a la sexta que se ha encarnado en nuestro planeta. Existen seres de la sexta dimensión, pero Cristo es el más alto de todos. La encarnación de la divinad ha ocurrido también en otros mundos, no es un privilegio nuestro. Los Tronos, de la séptima dimensión son los que deciden la encarnación de la divinidad.

P: ¿Que motivos imponen el descenso de la divinidad?

G: No hay nada que lo imponga. Sucede por ley de evolución, por flujos y reflujos, por elecciones y por muchos otros motivos. Los hombres hemos desobedecido muchas veces, también ésta pudiera ser una razón. Sin embargo, no somos los únicos, me resulta que Cristo se haya encarnado en miles de millones de otros mundos, es decir que nosotros no somos la excepción.

P: ¿Es posible que en algún otro mundo no se haya reencarnado, sino que se haya presentado así como era?

G: La aparición de Cristo es algo normal, algo absolutamente necesario: todos tienen derecho de ver Su Luz. La Confederación interestelar programa el contacto con las civilizaciones que lo necesitan y Cristo, que es el jefe de todos los Arcángeles, comunica a través de los ángeles y en fin se manifiesta. La encarnación, sin embargo, es un evento especial, la divinidad entra en la matriz de una madre, nace, mama la leche, crece, y se hace hombre. Dios hecho hombre es algo muy especial. Para los hombres fue un evento tan excepcional, que Le masacraron, Le torturaron y después Le asesinaron.

P: ¿La encarnación divina tiene lugar siempre cuando hay una situación negativa?

G: No está dicho, es una decisión de los Dioses. Yo no sé contestar a esta pregunta, pero puedo deciros que tendría lugar si una civilización fuera negativa, si ellos consideraran oportuno hacerlo para ofrecer la salvación. Lo mismo sucede en el caso de un pueblo pacifico, por el bien absoluto, para dar una señal por mérito, por gracia. Entonces, esta civilización disfrutará plenamente de Su regalo y de Su Presencia, aprenderá de Su Palabra y dará un salto más en su evolución.

P: En nuestro sistema solar, ¿la encarnación divina ha tenido lugar solo en la Tierra?

G: Mensajeros crísticos (Seres Cósmicos) han aterrizado también en Venus, donde aceptaron la redención. Los venusianos son seres acuáticos (mitad pez y mitad humanos), biológicamente son menos evolucionados que nosotros, viajan con naves y trabajan para mejorar su status humanoide que todavía es precario. No ha sido necesaria la encarnación del Sol, pero seguramente han visto a Cristo y quizás se les ha aparecido para darles la bendición. En cambio nosotros los hombres nos lo podemos olvidar, hasta el día en que digamos: “Bendito el que viene en nombre del Señor”.

P: Una leyenda sumeria cuenta acerca de una divinidad, quizás venusiana, que vivía en el agua y daba mensajes…

G: Es probable. En todo caso, con la instauración del Nuevo Reino Marte y Venus pasarán a ser nuestros partners. Los venusianos y los marcianos serán nuestros instructores, mientras nosotros seremos los alumnos escolares.

P: Los marcianos ya están en la cuarta dimensión. ¿Los venusianos que todavía están en la tercera serán como nosotros?

G: Físicamente se volverán como nosotros, pero interiormente ya están redimidos, por lo que avanzan rápidamente. Ahora están en la tercera dimensión, sin embargo ya están dotados de naves que viajan en el espacio, a la velocidad de la luz y dentro de las atmosferas alcanzan hasta 200 mil km/h. Todavía no logran superarla porque, teniendo un cuerpo físico, tendrían que desdoblarse; de lo contrario morirían. Pueden llegar al Sol desde la Tierra, que está a 150 millones de km de distancia, en ocho minutos, mientras a Marte en dos o tres minutos. Tened presente que en la Confederación Interestelar la velocidad de la Luz en el Cosmos es considerada una velocidad mediocre, porque no permite hacer viajes intergalácticos. Para llegar a la Constelación de Andrómeda, a una distancia de un millon de años luz, tardarías un millón de años a la velocidad de la luz. La Confederación Interestelar se sirve de la Ley de la Ciencia Cósmica, ofrecida por los Genios Solares, es decir, la velocidad del pensamiento.

P: ¿Los seres de la cuarta dimensión pueden viajar a esta velocidad?

G: Si, si los Genios Cósmicos se lo conceden. Los Seres de Luz de la quinta dimensión viajan en cambio a la velocidad del pensamiento, no necesitan medios de transporte. Forman con su misma energía un envoltorio de luz, llamémoslo astronave, y todos juntos se proyectan para ir a un lugar determinado.

P: ¿La velocidad del pensamiento es instantánea?

G: Es instantánea desde el punto de vista del Universo conocido. En realidad, no es instantánea ni siquiera la velocidad del pensamiento, porque hay distancias tan inmensas que incluso a esa velocidad se requiere un tiempo relativo, por decirlo de alguna manera, para llegar a destino. El objetivo de todos los Seres Universales es viajar en el Universo. Los Seres de Luz, la Virgen o Cristo no necesitan viajar, se proyectan.

P: ¿Por qué Jesús volverá con potencia y gloria sobre las nubes?

G: La Confederación es llamada a intervenir en una dimensión física, por lo que descenderá del Cielo junto a Cristo con las naves. Estos seres usan las naves si tienen que dar signos. ”

http://www.unpuntoenelinfinito.com/cronicas-de-las-arcas-2014/5378-el-profundo-significado-de-la-obediencia-a-dios-y-del-sacrificio-por-los-hermanos.html

“YO SOY EL UNIVERSO QUE HA VENIDO A ESTE MUNDO”

El Creador se ha revelado.

Adoniesis es un Genio Solar y pertenece a la séptima dimensión. Cristo pertenece a la sexta dimensión. La sexta dimensión no es una dimensión pura, es una dimensión híbrida, es como un pasaje, imagínate una escalera que de la quinta te llevan directamente a la séptima dimensión. Jesús de Nazaret es un Serafin por lo tanto pertenece a la quinta dimensión final. Los extraterrestres pertenecen a la cuarta dimensión. Pero en Jesús Cristo se ha acomodado el Espíritu Santo y con esta ecuación se puede entender todo. Tu formas parte del Espíritu Santo y yo también, después está la causa de la Creación, una entidad que es trascendente e inmanente. Tu eres solo parte, un pedacito, del todo, del universo, pero esta quien ha manifestado ese universo y a si mismo, y este es Cristo. Según las enseñanzas católicas Cristo es hijo, según las enseñanzas de la iglesia Giovannea(de Juan) Cristo es Padre, Hijo y Espíritu Santo. Es la Causa de la Creación. Es la trinidad misma, porque es el Espíritu Santo que causa todo. La terminal mas pequeña es Jesús de Nazaret, el Padre Adonai está segundo, el Espíritu Santo es primero, que Se personifica en el Hijo. Los tres convergen en uno solo. Pero el Espíritu Santo, no es lineal, es Espíritu Santo, Hijo, Padre, es todo Uno, pero esta es la jerarquía. La jerarquía según nuestra visión, porque para nosotros ha sido manifestada la encarnación de Jesús de Nazaret, el Hijo. Pero lo queles quiero decir hoy es que Cristo no es solo aquello que les han dicho, que es verdad, pero es mucho más. El es aquel que ha creado todo y no ha sido engendrado. El Espíritu que esta dentro de Jesús de Nazaret no ha sido engendrado, es lo increado y el Creador al mismo tiempo. El hijo de Adoniesis es Jesus de Nazaret. El Cristo está por encima de todo, también de Adoniesis. Pero Jesus no quiere que nosotros nos hagamos tentar al diferenciarlos: “Yo y el Padre mio somos la misma cosa” nos ha dicho. Ves todo en El y estarás en lo correcto, no lo debes dividir, viendo a Jesús ves todo, toda la Trinidad. Yo hoy te digo que no debemos esperar ningún otro Ser que se revele como Creador porque el Creador ya se ha revelado.

La prueba máxima.

La prueba máxima que demuestra que Cristo es el Espíritu Santo es que solo El es resucitado de los muertos. Todos los otros Maestros han dejado el cuerpo, se han reencarnado, renacido, mientras que El no. “Yo quiero resucitar desde los muertos porque Yo soy el dueño de la vida y de la muerte y de las leyes del universo, Yo las he hecho.”Tu le has visto, le has tocado, le has besado, has comido con El. Este es Jesús de Nazaret, como hace el Hombre para no reconocer a su Dios. Por eso los Hermanos del Cielo de la cuarta dimensión, de la quinta dimensión, de la sexta dimensión, dicen: “Honor a tu hermano que tienes la Gracia de ver al Cristo”.

El Jefe máximo de la Confederación.

El es el Jefe Supremo de la Confederación porque es el Espíritu Santo, Aquel que ha creado todo, incluído a los Genios Solares y quiere ser adorado, obedecido, osanado, exaltado. Pero no lo debe disociar si se presenta Adoniesis. Lo debes ver en El. No lo debes disociar si se presenta Jesus de Nazaret. Lo debes ver en El. Porque el Espíritu Santo es invisible, no lo puedes tocar. Se manifiesta a través de un ser y del todo al mismo tiempo. Pero si elige de manifestarse a través de ti, te lo dice: “Escuchame, yo soy el Espiritu Santo”. Deben comprender, realizar esta verdad, hoy estamos acá para esto. Una cosa es ser parte del Espíritu Santo y otra cosa es serlo en ese momento. Si en ese momento lo eres, tu estas muerto, o sea que te has unificado con El y cuando te vea, lo veré a El. Jesús ha sido elegido, tomado por el Espíritu Santo y para todos nosotros los de la Confederación, es el Espíritu Santo mismo.

Jesus de Nazareth para la Confederación.

“No conocemos, hasta ahora, en el universo otra entidad individual que sea todo uno con el Espíritu santo, el único de la Confederación sería Jesús de Nazaret, sabemos que hay otros seres como El en el universo infinito a través de los que el Espíritu Santo se ha manifestado pero es extremadamente raro que esto suceda. Podemos hacer el paralelismo de la manifestación de Cristo sobre su planeta como la perla más bella del océano Pacífico que hemos encontrado después de buscarla mucho, pero no hemos encontrado una sola pero esta es la que vale más que todas. Sin embargo son muchas las perlas en sus conchas, hermosas, pero una es la más grande. Ustedes han tenido la fortuna que la perla no la han tenido que buscar, ella se ha abierto y se ha mostrado. Esto es Cristo”. Esto me han dicho los Hermanos de la Luz. Nosotros Lo hemos conocido, Lo hemos visto, se ha revelado. Se ha revelado el Creador. Cuando el Creador se revela es la experiencia que pueda vivir una criatura. Por esto quiero inculcarles en la cabeza de adorar a Cristo por encima de todas las cosas que existen en el universo, incluidos los extraterrestres.

Estigmatizado Giorgio Bongiovanni,

http://www.unpuntoenelinfinito.com/cronicas-sonia-alea-2016/7702-yo-soy-el-universo-que-ha-venido-a-este-mundo.html

DEL CIELO A LA TIERRA

Mensaje de los Seres de Luz a través del Estigmatizado Giorgio Bongiovanni el 04/03/1997:

EL COSMOS ES UN SER VIVIENTE – VIDA EN EL UNIVERSO

 

EL COSMOS ES VIDA.

TODO VIVE, TODO SE AGITA, LATE DE VIDA, INCLUSO LO QUE ES APARENTEMENTE INMÓVIL.

LA FRECUENCIA ES LA PULSACIÓN DE LA VIDA EN CADA COSA, Y ÉSTA PUEDE SER MÁS RÁPIDA O MÁS LENTA, PERCEPTIBLE O IMPERCEPTIBLE, PERO LA VIDA ABRAZA Y COMPENETRA CADA COSA, DESDE LO INFINITAMENTE PEQUEÑO HASTA LO INMENSAMENTE GRANDE, DESDE UN GRANO DE ARENA HASTA LOS SOLES Y MUNDOS QUE CONSTITUYEN EL SER CÓSMICO.

Y LA VIDA ES LUZ, Y LA LUZ ES DIOS, Y NOSOTROS SOMOS PARTE INTEGRANTE DE DIOS, QUE ES SIEMPRE Y SOLO VIDA.

DIOS ES VIDA.

NADA MUERE EN ÉL, Y FUERA DE ÉL NO HAY NADA, PUESTO QUE ÉL ES TODO, ASÍ PUES, ESTAMOS CONTENIDOS EN ÉL, EL CUAL ES EL TODO.

POR LO TANTO, NADA NI NADIE MUERE JAMÁS; TODO MUTA, SE TRANSFORMA EN OTRA COSA Y TAMBIÉN ÉSTA ES VIDA.-

LA MUERTE ES UNA IMAGEN DEFORME PINTADA POR LA IGNORANCIA.

POR LO TANTO, TODO ES VIDA, TODO POSEE UN ALMA QUE GRABA LAS EXPERIENCIAS DE CADA COSA, DE CADA UNO.

TODO VIVE ETERNAMENTE MUTANDO, SÓLO EL ESPÍRITU ES INMUTABLE.

ASÍ COMO CADA COSA TIENE SU ALMA, ASÍ COMO CADA SER HUMANO CONTIENE LA ENTIDAD DIVINA O ESPÍRITU, DEL MISMO MODO LOS SOLES O ESTRELLAS Y LOS PLANETAS CONTIENEN UN ESPÍRITU QUE TIENE UNA EVOLUCIÓN DIVINA, QUE LOS GOBIERNA, LOS VIVIFICA, LOS RIGE, Y DE LOS CUALES ES EL SER PATRONÍMICO, PUESTO QUE LOS SOLES, LOS PLANETAS Y LAS ESTRELLAS SON SERES VIVIENTES.

EN EL PLANETA TIERRA, EL SER PATRONÍMICO ES MYRIAM, LA MADRE SANTA DE JESÚS, ESPÍRITU QUE INVADE EL PLANETA DE TERNURA, DE AMOR, PERO TAMBIÉN EN ESTE TIEMPO, DE TANTO SUFRIMIENTO.

CADA SEÑOR QUE SE MANIFIESTA EN LA TIERRA, COMO TAMBIÉN EN OTROS MUNDOS O SOLES, ES ACOMPAÑADO POR SU COHORTE.

NOSOTROS, “SERES DE LUZ”, HEMOS ACOMPAÑADO A JESUCRISTO EN LA TIERRA, DESDE EL MOMENTO DE SU ENCARNACIÓN HASTA EL MOMENTO DE SU PARTIDA, Y AHORA ESTAMOS DE NUEVO AQUÍ, PORQUE ÉL ESTÁ AQUÍ, A LA ESPERA DE MANIFESTARSE.

SOMOS SUS SERVIDORES, SU COHORTE, SUS MENSAJEROS, LOS TESTIGOS DE SU NACIMIENTO, DE SU VIDA, DE SUS PRODIGIOS, DE SU PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN, DURANTE LA MISIÓN EN VUESTRO PLANETA, HACE YA 2.000 AÑOS.

SOMOS TAMBIÉN AQUELLOS QUE LE ACOGIERON EN LA “NUBE” PARA LLEVARLO DE NUEVO A SU REINO CELESTE.

EN ESTOS DOS MILENIOS LO HEMOS ACOMPAÑADO VARIAS VECES A LA TIERRA, VIAJANDO EN “GLOBOS DE LUZ” QUE MUCHOS TESTIGOS HAN VISTO. CADA APARICIÓN SUYA HA SIDO ACOMPAÑADA POR MANIFESTACIONES MÁS O MENOS IMPACTANTES DE NUESTRA PARTE, PARA CONMOVER A LOS ESPÍRITUS DORMIDOS CON EL FIN DE QUE ESTUVIESEN DISPUESTOS A ACEPTAR EL MENSAJE LLEVADO POR NUESTRO Y VUESTRO SEÑOR.-

TAMBIÉN LA MADRE SANTA DE JESÚS, MYRIAM, SIEMPRE ES ACOMPAÑADA POR SU COHORTE ANGÉLICA DURANTE SUS VISITAS A LOS DIVERSOS VIDENTES. EN EL TRANSCURSO DE ESTOS VEINTE SIGLOS, HA HABIDO MILES DE VISITAS, Y SIEMPRE ACOMPAÑADAS DE MANIFESTACIONES QUE VOSOTROS DEFINÍS COMO “PRODIGIOSAS”, COMO EN GUADALUPE, EN FÁTIMA, EN GARABANDAL, ETC.; MANIFESTACIONES QUE PUEDEN SER TESTIMONIADAS POR QUIEN HA VISTO “ESFERAS DE LUZ” QUE ACOMPAÑAN SUS LLEGADAS Y PARTIDAS, ASÍ COMO TAMBIÉN LOS DIVERSOS PRODIGIOS.

TODO ES VIDA EN EL SER CÓSMICO, VIDA, LUZ , ARMONÍA; ARMONÍA TAMBIÉN EN EL CAOS APARENTE DE LA EXPLOSIÓN DE UNA “SUPERNOVA”, O DE OTRAS MANIFESTACIONES VITALES QUE VOSOTROS NO PODÉIS TODAVÍA EXPLICAROS Y QUE SUCEDEN EN EL INTERIOR DEL SER MACROCÓSMICO, DE LA MISMA MANERA QUE SUCEDEN EN NUESTRO CUERPO O SER MICROCÓSMICO.

DIOS ES SIEMPRE Y SOLO VIDA. POR TANTO, ES VERDAD, CIERTO Y VERDADERO, QUE NOSOTROS, “SERES DE LUZ”, PROVENIENTES DE LAS ESTRELLAS, HEMOS ESTADO PRESENTES INNUMERABLES VECES Y HEMOS SIDO TESTIGOS DE LAS APARICIONES MARIANAS O DIVINAS A LO LARGO DE VUESTRA HISTORIA. PARA NOSOTROS HA SIDO MOTIVO DE HONOR Y DE DEVOCIÓN HABER SIDO SERVIDORES ACTIVOS DE LOS “SERES DE LUZ CÓSMICOS”, QUE REPRESENTAN A LOS SOLES Y A LOS PLANETAS, Y QUE SON SUPERIORES A NOSOTROS Y A TODOS LOS SERES COMO NOSOTROS, EN CIENCIA Y EN CONCIENCIA.

PAZ.

HASTA PRONTO.

DEL CIELO A LA TIERRA

Porto Sant’Elpidio (Italia) 4 de Marzo de 1997

ESTIGMATIZADO GIORGIO BONGIOVANNI

http://www.unpuntoenelinfinito.com/mensajes-2016/7316-nuestro-infinito-amor-el-cosmos.html

Contactado Eugenio Siragusa:

http://eugeniosiragusalasvidasdeunmutante.blogspot.com.es/2012/11/eugenio-siragusa-sua-opera-una-real-e.html

alma-es

alma-2-es

alma-es3

 

http://www.unpuntoenelinfinito.com/

 

 

 

Anuncios